¿Por qué se celebra el Día de Todos los Santos?

 In Blog

El Día de Todos los Santos, que se celebra el 1 de noviembre, es una tradición muy arraigada en toda España y en el resto de los países de tradición católica. El origen de esta celebración tiene lugar en el siglo IX, cuando el Papa Gregorio IV declaró este día como la festividad para conmemorar a todos los seres queridos que habían fallecido. Por eso se le llama Día de Todos los Santos.

Además, la intención del papa era honrar a todos los que, a pesar de no haber sido canonizados ni santificados por la Iglesia, sí que habían fallecido y estaban en el cielo. Es decir, a aquellos que habían vivido honrando a Dios y se los podía considerar ‘santos’, ya que habían logrado la vida eterna.

Hoy en día, a pesar de que mucha gente mantenga la fe católica y honre a sus muertos, se trata de una celebración más, tanto para ellos como para agnósticos o ateos. Simplemente es el día en el que honramos a los que ya no están. Es habitual, además, que la mayoría de gente vaya a depositar flores y a visitar a sus seres queridos a los cementerios.

Mucha gente, sobre todo las personas más mayores, también acuden días antes a limpiar las tumbas de sus seres queridos para que el Día de Todos los Santos se encuentren en perfecto estado. A pesar de que cada vez esto se haga menos, lo que sí sigue manteniéndose son las ofrendas florales. Es más, el Día de Todos los Santos es el día que más flores se venden, incluso por encima de San Valentín o el Día de la Madre, según la Asociación Española de Florista (AEFI).

Recent Posts

Dejar un comentario