¿Cómo se celebra el Día de los Muertos en México?

 In Blog

El Día de los Muertos es una de las celebraciones más famosas de México, por no decir directamente que es la más famosa de todas. Esta tradición tiene su origen en la cultura azteca, aunque se ha demostrado que en la época precolombina, antes de la llegada de los conquistadores españoles, multitud de civilizaciones ya celebraban el Día de los Muertos. Entre estas encontramos, por ejemplo, la etnia méxica, la maya, la purépecha o la totonaca.

 

En México el Día de los Muertos se celebra el 1 de noviembre para los niños fallecidos, igual que el Día de Todos los Santos, y el 2 de noviembre para los adultos. Para los mexicanos, estos seres queridos regresan de ultratumba durante este día y entonces se les realizan ofrendas y homenajes para ellos.

 

Lo más típico es realizarles altares donde se coloca su comida y bebida favorita, fruta, calaveras y, en el caso de los niños, juguetes. Además, las familias también acuden a los cementerios a colocar velas sobre las tumbas de los familiares fallecidos para iluminarles el camino de regreso después de el Día de los Muertos.

 

Las fechas de el Día de los Muertes sí que son cosa de los conquistadores españoles. Estos, aterrados por las tradiciones y ritos paganos de los indígenas, movieron estos homenajes para hacerlos coincidir con el Día de Todos los Santos. Al fin y al cabo, la historia ha hecho que todo este tipo de celebraciones de la muerte y homenajes a nuestros seres queridos, como Halloween, por ejemplo, se celebren entre el final de octubre y el principio de noviembre.

 

Los mexicanos, además, tienen una filosofía mucho más abierta en cuanto al concepto de muerte. Entienden que es algo que nos llega a todos y que hay que quedarse con lo que nuestros seres queridos nos han brindado en vida y recordarles con felicidad. Esto es lo que hace tan bonita su celebración, que, incluso fue proclamada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

img_4562
img_4561
img_4563
Recent Posts

Dejar un comentario